Arcosanti

arcosanti-windbells

arcosanti-amazing

IMG_4264

Saturday was one of those days where I had planned on perhaps chilling by the pool all day, but then woke up and was all of a sudden like, “Let’s have an adventure!” And thus it came to pass that Josh indulged me and we went to visit Arcosanti, which has been on my Arizona-destinations wishlist forever. Paolo Soleri’s vision of city living is so inspiring (as are the architecture and environment), I hadn’t been there for more than half an hour before I was asking the tour guide how soon I could move in.

la costa californiana

lifeguard-station

california-coast

san diego-temple

Ya de esto hace mil años porque estoy atrasadísima; la verdad no se ni por dónde empezar, pero para observar estricto orden cronológico vale mas empezar con algunas fotos de nuestro viaje a California a finales de mayo (lo se, lo se… ¡ya estamos en agosto! nimodo.).

No fue mi intención, pero me voy dando cuenta que este blog se ha convertido en un diario de nuestras aventuras mayores. Es cierto que si tuviera que escoger un verbo para resumir este año, sería “viajar.” Desde viajes de cinco horas por carro a Las Vegas o California hasta viajes de cinco horas en avión a New York o a la Florida, hemos pasado mucho tiempo yendo de un lado a otro.

Obviamente hay tantas cosas que hacen posibles estos viajes y sin embargo no aparecen en el blog: 40 horas de trabajo cada semana mas otras 40 de clases, tesis y tareas… ir al mandado y al gimnasio… limpiar mi casa y lavar la ropa… etc. Se que nadie puede pensar que nuestra vida es puro viaje y fiesta, pero por si las dudas voy aclarando. Lo que si es que ha sido un año de cambio y descubrimiento, a medida que mis pies pisan arenas distintas y me perspectiva se amplía entre nubes nuevas.

(Aparte lo mejor que se puede hacer en el verano es huír del calor de este desierto, la verdad.)